Un acercamiento al revoco
Revoco grueso. Ocupa la gran parte del revoque total. Se encuentra pegado al ladrillo.
Revoco fino. Se realizan directamente sobre el revoque grueso. El aspecto que conseguimos es alisado.
¿Qué nos proporciona?
  • Dureza al acabado
  • Flexibilidad
  • Facilidad en el mantenimiento
  • Impermeabilidad
  • Economicidad
¿Qué tipos de revocos conocemos?
Revoco rayado. Se utiliza en superficies en las que se desee un acabado con rayas. Se trabaja cuando la masa rayable (que contiene arena natural) aún está húmeda.
Revoco rugoso o picado. Contiene un mayor porcentaje de agua. Se aplica en superficies en las que se desee un acabado con textura, y se aplica cuando la masa está húmeda
Tirolés. Realizado con cemento acabado, obteniendo una textura granulada gracias a la aplicación con máquina. Perfecto para interiores
Rústico. Para aplicarlo hay que dar unos ligeros golpes sobre la pared, hasta que se forme una capa uniforme sobre la misma. Se realiza en revestimiento de morteros de cal, con diversas terminaciones como estucados fratasados o esgrafiados. Es ideal para interiores.
Granulado. Ideal para exteriores. Se utiliza en áridos artificiales.
Revoco liso. Es un tipo de revestimiento continúo realizado al exterior de un parámetro, con mortero de cal, yeso, cemento o mixto. Admite diferentes acabados
Revoque ignífugo. Es conveniente utilizarlo cuando nos situemos en un ambiente con posible cercanía al fuego.
Si desea más información y alguien experto en la materia, ¡contáctenos! Estaremos encantados de atenderle.
Calle de las escuelas,
Urbanización la solana portal 3 – 1C,
39310 Cudón -Cantabria
Teléfono de contacto: 689 166 515
E-mail: info@yesosyrevocosencantabria.com